Img
Compartir
Gestión del Tiempo
21-08-2012

La capacidad de gestionar bien el tiempo es una habilidad que las empresas valoran cada vez más en sus empleados, ya que este factor mejora la productividad y la competitividad de las compañías. El tiempo es un recurso de características únicas, que no se puede comprar, alquilar, acumular ni reemplazar. Tampoco se puede dejar de consumir porque hace falta.

¿Cómo puedes gestionar tu tiempo?

Crea una agenda de trabajo. Te ayudará a planificar, organizar y recordar tus tareas diarias.

Define tus objetivos. Enfoca tus labores por orden de importancia. No solo debes atender la tareas que te permitan lograr tus objetivos, si no también aquellas que te den un alto rendimiento.

Planifícate. Es fundamental que planifiques tu trabajo por semanas o meses para que logres cubrir todos tus compromisos. A cada tarea hay que asignarle un tiempo aproximado.

Reserva tiempo para ti. Es necesario que te des un espacio de tiempo para analizar y evaluar tu trabajo. Si te concedes este tiempo, lo puedes aprovechar para crear, diseñar o innovar. Es muy importante para continuar caminando hacia tu éxito profesional.

Es habitual que existan imprevistos que te hagan incumplir tus objetivos. Los más comunes son:

  • No tomar decisiones. No esperes tener toda la información necesaria para tomar una decisión, puede que desperdicies una oportunidad.
  • Reuniones. Es posible que algunas reuniones te hagan perder mucho tiempo.
  • Desorganización personal. Si no te organizas, perderás tiempo decidiendo qué es lo siguiente que vas a hacer y cómo.
  • Falta de concentración. El trabajo excesivo, el estrés y otros factores pueden afectarte. Por ello debes estar alerta y relajarte.
  • Incapacidad de delegar. Si no delegas, terminarás haciendo cosas que otros pueden hacer mejor, más rápidamente.
  • Postergar tareas. Si normalmente dejas para otro momento las tareas que menos te agraden, estas terminarán volviendo con un efecto destructivo sobre tu organización personal.