Img
Compartir
¿Mi idea, un negocio?
30-07-2012

Las ideas pueden surgir dependiendo de las circunstancia de la persona y en ocasiones, una buena idea es el comienzo de un nuevo proyecto empresarial. 

Para determinar las posibilidades de tu proyecto, debes analizar si reúne los componentes básicos, como son: el producto o servicio, el mercado, el estudio de la oferta y la demanda, los recursos necesarios para llevarlo realizarlo, la estructura administrativa y tu economía.

 

Producto o Servicio

Debes evaluar si el  producto o servicio que deseas ofrecer tiene valor para un público concreto. Puedes estar muy ilusionado y comprometido con la idea de emprender pero tiene que ser realista para analizar las posibilidades reales que tiene tu proyecto para triunfar. Por ejemplo, si intentas vender abrigos de lana en la playa, posiblemente tu negocio sea un fracaso.

Estudio de Mercado

Para poder hacer un estudio de mercado se debe valorar: la demanda, la oferta, el precio y la comercialización. El análisis deberá incluir los canales de ventas, proveedores, precios, perfil de tus competidores, etc. También se debe tener en cuenta comportamiento del consumidor en el sector en e que deseas emprender. Por ejemplo, no es lo mismo dirigir tu  producto o servicio a un público objetivo joven que a un público anciano. Como factor clave debes determinar el precio en función al coste de producción y añadir tu margen de beneficio. Éste depende del tipo de producto o servicio, el público objetivo, la demanda y el precio de venta de tu competencia en el sector.

Economía

Es importante que hagas una proyección del capital con el que cuentas para comenzar tu nuevo negocio y las posibilidades de financiación en caso de que la necesites. Debes estimar una cantidad con la que empezar, aunque no será la misma en todo momento. La posición en el mercado puede ser prevista en función de los progresos alcanzados durante el desarrollo de tu negocio. Recuerda que una empresa no suele dar beneficios a corto plazo.

Para saber si tu idea puede ser un negocio tienes que ser consciente de que continuamente vas a tener que reinventar tu negocio, tal y como hacen las grandes empresas. La ventaja para las PYMES es que son mucho más flexibles para adaptarse a los cambios.

Suerte en tu nuevo proyecto si deseas desarrollarlo!